Sponsored Post Learn from the experts: Create a successful blog with our brand new courseThe WordPress.com Blog

WordPress.com is excited to announce our newest offering: a course just for beginning bloggers where you’ll learn everything you need to know about blogging from the most trusted experts in the industry. We have helped millions of blogs get up and running, we know what works, and we want you to to know everything we know. This course provides all the fundamental skills and inspiration you need to get your blog started, an interactive community forum, and content updated annually.

Todas las pérdidas (#JusticiaParaClaudiaMatilde) — Arte y denuncia

Todas las pérdidasse vuelven una,se aglutinanen un llanto,en una furia,en un dolor. Y el gritopor las que no estánes suprema indignación. Todas las pérdidasse vuelven una,se materializanen un rostro,en un nombre,en una petición. Y la exigenciapor quien ya no estáse vuelve una demandainmediata,superlativa,en una obligación: tráiganlo aquí. Claudia Matilda Farrera Esponda falleció el 18 de […]

Todas las pérdidas (#JusticiaParaClaudiaMatilde) — Arte y denuncia

La falta de empatía, un problema de todos los mexicanos…

Ojalá como mexicanos fuéramos un poco más empáticos entre nosotros, pero bien dicen por ahí que somos como cangrejos, nos gusta jalarnos para que nadie progrese porque somos envidiosos y egoístas.

Llevamos más de 9 meses de pandemia, además de todo el caos sanitario la crisis económica está pegando con todo, muchos negocios y empresas han quebrado, el desempleo está más alto que en décadas y la pobreza supera a más del 60% de la población mexicana.

Y estando la situación tan complicada, resulta que un grupo de fifís privilegiados, con un sueldo envidiable, se han empeñado en que se merecen un aumento en pleno año de pandemia mundial.

Un grupo de pilotos y azafatas de Aeroméxico se negaron a aceptar no recibir un aumento en 2021, luego de que la misma empresa hiciera una reestructura debido a la complicada situación económica que atraviesa.

No se nos olvide que casi todo 2020 las aerolíneas estuvieron detenidas y en los últimos meses se redujeron los vuelos debido a la pandemia, así que no les fue bien en términos de ingresos. La prueba es que, sólo en México, ya vimos la quiebra de Interjet y el despido masivo de muchos trabajadores de otras compañías aéreas.

¿No debería darle vergüenza a los empleados de Aeroméxico pedir un aumento, cuando son privilegiados por tener trabajo bien pagado?

Yo llevo más de 6 meses cobrando la mitad de mi sueldo. Por supuesto que mi casero no me ha dejado la renta a la mitad, ni me redujeron los servicios o la gasolina, todo me sigue costando igual, pero yo gano menos.

Es difícil y he tenido que hacer de todo para sobrevivir, pero entiendo que la situación de la empresa en la que trabajo, como la de la mayoría de los negocios en México, no es buena, y sé que tener un empleo en estos momentos es mejor que nada.

Pero sí me da mucho coraje que estos presumidos vean la situación que atraviesa el país y todavía se pongan exigentes. Encima el no aceptar las condiciones de la empresa sí podría poner en peligro el negocio, orillando a la quiebra a la que es la única aerolínea de nivel internacional que tiene México.

No se vislumbra una solución cercana a este problema y tampoco a la crisis económica, más bien será una larga secuela que nos deje la pandemia.

La pintura en la literatura — Ingeniería literaria

La luz negra María Gainza Anagrama, España, 2018 Hay libros que desconciertan al lector porque no se sabe que rumbo tomarán. ¿O será que yo siempre voy tratando de adivinar hacia donde nos dirige el autor a través de su relato? Pero para conseguir eso, el autor, no necesariamente, debe ir sembrando pistas falsas como […]

La pintura en la literatura — Ingeniería literaria

Cuarentena e ilegalidad, ¿por qué unos cierran y otros no?

Al menos en el último mes hemos visto cómo se ha detenido la vida en México por el Coronavirus. Poco a poco dejamos de salir, de ir a trabajar, abandonamos las escuelas y los negocios para proteger nuestra salud.

Según las indicaciones del gobierno federal, durante esta cuarentena deben estar cerrados los locales que no sean estrictamente necesarios, es decir, sólo pueden permanecer en funciones los que tengan que ver con venta de alimentos, medicinas, algunos bancos y cosas esenciales. Sin embargo, al menos yo como ciudadano he visto varios negocios de otros giros que siguen operando de manera normal, lo que provoca que las personas salgan a la calle y se expongan al contagio del Coronavirus innecesariamente.

Lo que más me molesta es que muchos negocios sí están siguiendo las instrucciones y han cerrado sus puertas. Lumen, por ejemplo, en el ramo de papelerías puso el ejemplo y cerró sus sucursales, frente a otras como Office Depot y Office Max que siguen abiertas sin que nadie les diga nada.

¿Con quién habrán hecho el acuerdo los dueños de esas tiendas para poder seguir abriendo pese a la restricción por la cuarentena?

negociosabiertosOtro ejemplo de este hecho son tiendas como Coppel y Famsa que están abiertas e incluso cuentan con corporativos que operan normalmente y donde obligan a los empleados a ir a trabajar bajo amenaza de despido.

Claro que Salinas Pliego y sus amigos no tienen problemas con el gobierno federal, todos están muy bien parados en la política y por eso no hay quién les diga algo.

Es obvio que hay alguna especie de acuerdo entre los dueños de esas empresas y el gobierno, de otro modo no se explica por qué unos sí y otros no entran en la regla.

Incluso, al menos en la Ciudad de México y área metropolitana, hemos visto la clausura de plazas enteras sólo porque algunos locales no hicieron caso y siguieron abriendo por varios días.

En cambio yo he visto el cierre de negocios de familiares y amigos cercanos, empresas pequeñas que mantenían familias, pero tuvieron que cerrar por la emergencia y por la amenaza de multas millonarias. Claro que ellos no son amigos de los alcaldes ni del presidente, así que poco pueden hacer ante la orden de detener su única fuente de ingresos.

Sabemos que detener la vida social y económica por un rato es necesario para protegernos, sin embargo, no queda claro cómo funciona eso cuando hablamos de corrupción. ¿Por qué unos sí y otros no?, ¿de qué privilegios gozan los que siguen operando al amparo de la impunidad?